FAIL (the browser should render some flash content, not this).
Por qué después de comer se me hincha el abdomen?

Sin lugar a dudas esta es la pregunta más frecuente que recibimos los especialistas de aparto digestivo.

Es muy común que cuando le preguntamos desde cuando siente este síntoma nos diga que hace desde hace mucho tiempo, probablemente desde hace años. Muchas veces también nos dicen que a la mañana se levantan bien, que no están distendidos y que con el correr del día y con las ingestas comienzan a hincharse.
A éste síntoma se le acompaña muchas veces una sensación de plenitud y cambios del ritmo evacuatorio.
Muchas veces puede acompañarse de constipación o dificultad para evacuar. Otras veces tienen varias deposiciones al día especialmente a la mañana. Y que si bien no es diarrea, las deposiciones pueden ser blandas o evacúan como “entrecortado”. Muchas veces sienten que la evacuación no es completa quedan insatisfechos o con ganas de seguir evacuando a pesar de no poder hacerlo. Las deposiciones pueden acompañarse con mucosidad si bien no siempre esta presente. Nunca evacuan con sangre.
El dolor abdominal no es muy intenso pero puede estar presente todo el día y nunca los despierta de noche al igual que la necesidad de evacuar.
Muchas veces el paciente manifiesta que sus síntomas pueden aumentar cuando están “nerviosos” o cuando atraviesan situaciones de de stress.
Tampoco se observa pérdida de peso.
En primer lugar queremos transmitirle tranquilidad.
Esta enfermedad no es una lesión maligna, y es fundamental descartar que no se trate de otro tipo de lesión que puede tener síntomas y signos parecidos.
En este caso el tratamiento es completamente distinto.
Todos los estudios complementarios como los radiológicos, de laboratorio, endoscópicos, ecográficos, etc., que el paciente muchas veces ya se ha realizado y nos trae en su primera consulta, no arrojan ningún dato positivo Por lo tanto diagnóstico se hace por descarte.
Esta patología se llama SINDROME DE INTESTINO IRRITABLE. La fisiopatología no está aún muy clara, y su tratamiento consiste en indicar una dieta equilibrada, cambiar algunos hábitos de vida y prescribir distintos tipos de medicación, desde trimebutina, prokinèticos, antiespasmòdicos, reguladores de la motilidad entre otros como así también en algunas oportunidades ansiolíticos. Un medicamento que se usaba con muy buen resultado fue el Tegaserod, que ante la presencia de importantes efectos adversos fue retirado del mercado, pero nuevos medicamentos se están desarrollando y pronto se estarán comercializando en nuestro país.
No se auto medique, ante la duda consulte a su médico quien podrá diagnosticarlo y tratarlo adecuadamente.